13. Cómo guardar un documento

Una vez elaborado un documento su destino natural es ser guardado (grabado) en cualquiera de los dispositivos que viste anteriormente. Si apagamos el ordenador sin haberlo guardado, perderemos todo el trabajo realizado.

Por esta razón, cuando trabajamos con documentos extensos o que requieren muchas horas de trabajo, es conveniente ir guardando de vez en cuando para evitar perder la información en caso de un corte de luz o de que se nos "cuelgue" el ordenador.

De esta manera, este documento estará disponible para posteriores usos.

Guardar un documento

El proceso de guardar un documento sea del tipo que sea, es básicamente igual en los programas de uso más frecuente (como ya vimos en la ficha anterior).

Entraremos en la opción de guardar a través del menú Archivo. En general encontraremos dos opciones de guardado.

Opciones Guardar y Guardar como

Guardar

Usaremos esta opción cuando el documento es nuevo, o simplemente cuando queremos actualizar un fichero que ya teníamos en nuestro ordenador y al que hemos añadido datos.

Guardar como...

Usar esta opción significa en la práctica hacer una copia del documento con otro nombre. Esta opción la usaremos cuando trabajemos a partir de un fichero ya existente y nos interese mantenerlo intacto y crear otra "versión".

Al pulsar Guardar Como, aparece la siguiente ventana.

Ventana Guardar como

En la parte superior de la ventana, podremos escribir el nombre que queramos darle al fichero. 

En el lateral izquierdo, tendremos que localizar la carpeta en la queramos guardar el documento, en nuestro caso en la carpeta que creamos en nuestro escritorio. Por ello, pulsamos en el panel lateral Escritorio y luego elegimos Mi carpeta (o el nombre que le hayas dado).

En la parte inferior derecha, encontraremos el botón Guardar.

Mejor saber dónde guardamos...

  • Es importante seguir un cierto criterio en la gestión de nuestros ficheros. Podemos crear cuantas carpetas queramos y organizar nuestra información de la manera mas lógica y práctica para nosotros.
  • Ser desordenados en la gestión de los ficheros implica perder tiempo buscando.

Recuerda

Al guardar un documento, es necesario hacerse dos preguntas:

  • ¿Dónde guardamos el documento? Imprescindible ser ordenados.
  • ¿Con qué nombre guardamos? Mejor un nombre relacionado con el contenido.
Última modificación: lunes, 14 de septiembre de 2015, 13:40